Cómo NO comprar un coche con kilómetros manipulados

GIRSANETNoticias

kms manipulados coche, kilometros coche, comprar coche sin kms manipulados

Con un sofisticado aparato electrónico resulta bastante sencillo manipular el kilometraje de un vehículo. Lo que ya no resulta tan fácil es impedir que este tipo de manipulación deje rastro. Existen muchos métodos para saber el número de kilómetros reales que tiene ese coche usado que deseas comprar.

Por eso, desde Cobendai Ocasión te compartimos algunos consejos para que no seas víctima de esta estafa. Si el vendedor no está de acuerdo en la realización de alguna de estas pruebas, evita comprar ese coche. Un vendedor honesto no tendría nada que ocultar.

Todo lo que tienes que tener en cuenta para no comprar un coche con kms manipulados

Diagnóstico preliminar a simple vista

Observa el estado del asiento del conductor, la palanca de los cambios, el volante, las alfombrillas y los botones para controlar el equipo de sonido y el climatizador.

Estas piezas son las primeras en reflejar el uso intensivo de un coche, razón por la que no sería normal que el asiento del conductor esté roto o desgastado. Ten cuidado si el contador de kilometraje del coche refleja una cantidad baja de kilómetros respecto a su precio.

Realiza una prueba en carretera.  Al conducir el coche, presta atención si existe alguna dificultad al utilizar la palanca de cambio o algo extraño en la dirección. Tampoco sería usual escuchar chasquidos en la suspensión o ruidos en los rodamientos de las ruedas.

Diagnóstico mediante un mecánico o taller profesional

Consultar un mecánico es la forma más rápida y sencilla de estimar si existe desgaste o si algunas piezas han sido cambiadas. Piezas como los amortiguadores, la dirección, los discos, las pastillas de freno o el tubo de escape. Comprueba si el kilometraje registrado coincide con el estado de las partes del coche. Este diagnóstico no suele llevar más de 30 minutos.

Existen elementos mecánicos que poseen cierta cantidad de vida útil. Si son nuevos, es probable que hayan sido reemplazados para maquillar el panorama  mecánico general del vehículo, lo que evidencia a simple vista una posible manipulación en los kms del coche. Por ejemplo, un marcador con 50.000 km debería reflejar cierto deterioro en los discos de freno pues la duración media para un conductor normal está alrededor de 100.000 km.

Solicita una revisión de la parte baja del vehículo. Algunas cosas que puedes chequear en esta parte del coche son las fugas de líquidos, las suspensiones, el estado de la carrocería y también de la parte baja del motor. Este tipo de revisión puede revelar, por ejemplo, la cantidad de veces que se ha realizado el cambio de aceite al motor o si este ha sido reemplazado o reparado alguna vez.

Consulta de reparaciones anteriores realizadas

Para obtener un registro de las reparaciones y del kilometraje del coche necesitas localizar los talleres donde fueron realizadas, para ello tienes que solicitar a  a la Jefatura de Tráfico un suministro de datos sobre el vehículo. Si quieres solicitar este informe solo tienes que saber el nombre del anterior propietario.

La recompensa de realizar este tipo de investigación es que también podrás saber si el coche ha estado embargado, si tiene alguna reserva de dominio y si tiene al día todas las obligaciones legales (en algunos países son requisitos obligatorios para realizar el trámite de compra-venta).

Comparación con un modelo similar

El paso del tiempo tiende a dejar huellas más evidentes a medida que aumentan los kms del coche. El agrietamiento u holgura en las piezas son signos evidentes de que un vehículo ha sido usado extensivamente en cierto lapso de tiempo. Pero al probar un coche igual al tuyo pero con menos kilómetros, notarás las diferencias instantáneamente.

Nuestra recomendación es que pruebes otro vehículo en venta con características similares al que deseas comprar y realices comparaciones.

Comprar un vehículo usado en un Concesionario

Una opción para evitar ser estafado a la hora de comprar un coche con kms estafados consiste en comprar tu coche en algún concesionario de vehículos de ocasión, como por ejemplo Cobendai Ocasión. En nuestro concesionario de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes podrás realizar la compra del vehículo que siempre has deseado aconsejado por los mejores profesionales.

Si buscas una compra segura, con una posible financiación y muchas garantías, confía en un concesionario. Confía en nuestro concesionario de coches de ocasión, Cobendai Ocasión.