¿Cómo se produce el efecto pantalla en tu vehículo?

GIRSANETNoticias

efecto pantalla, conducir con viento, conducir coche con viento, viento en carretera, que es el efecto pantalla carretera

Al volante de un coche puedes vivir diferentes situaciones de peligro, una de ellas es el efecto pantalla. Desde Cobendai Ocasión te contamos qué es este tipo de problema y cómo puedes evitarlo.

¿Qué es el efecto pantalla?

El efecto pantalla se produce de repente cuando conduces el coche y sales de un túnel o adelantas a un vehículo de grandes dimensiones. Esta interrupción temporal del viento, ya sea por un camión u otra circunstancia, se le conoce como efecto pantalla.

Esta situación puede ser muy peligrosa si te pilla desprevenido ya que el viento golpea el vehículo de manera lateral y con mucha fuerza.

¿Cómo evitarlo?

Para evitar el efecto pantalla, has de saber que si el viento sopla por la derecha debes contrarrestar tu vehículo con pequeños golpes hacia ese mismo lado. En el momento de adelantar un camión el viento deja de golpear por lo que tu coche tenderá a irse.

Es recomendable que estés muy atento una vez que rebases el camión ya que el viento volverá una vez que no tengas al lado al camión y hará que el vehículo se vaya a la izquierda, ahí tienes que contrarrestar de nuevo con pequeños golpes de volante hacia derecha.

Además de esto, en días fuertes de viento lo normal es conducir con precaución, a una velocidad controlable y con los cinco sentidos puestos en la carretera, observa la vegetación, los árboles y las mangas de viento para comprar su dirección y también su intensidad.

No hagas movimientos bruscos con el volante y así podrás evitar bandazos, sujétalo  firmemente y así ofrecerás mayor resistencia contra el viento para poder mantenerte en tu carril. Además, recuerda guardar la distancia de seguridad con los demás vehículos de la carretera por si surgiese algún incidente.

En resumen, si te encuentras con rachas de viento fuertes, recuerda:

  • Aminora la velocidad de tu coche. Las velocidades altas pueden hacer que el coche se desvía, si reduces la velocidad el coche se agarrará mejor a la carretera.
  • Utiliza las marchas cortas. Con las revoluciones altas mantendrás fácilmente la trayectoria de tu coche.
  • Intenta conducir por el centro del carril. Si te encuentras en un extremo de la carretera, una racha inesperada puede hacer que invadas el carril de al lado o que tu coche se vaya a la cuneta.
  • ¡Cuidado con los adelantamientos! Adelantar a otro vehículo es una de las maniobras más complicadas cuando conduzcas con viento, hazlo con precaución.

Así que ya sabes, cuidado con los adelantamientos a grandes vehículos, con los puentes y con las carreteras desprotegidas cuando existan rachas fuertes de viento. Estos son algunos de los momentos más delicados cuando el viento se convierte en un compañero de viaje. Y tú, ¿has conducido con rachas de viento fuertes y has sufrido el efecto pantalla?